¿En qué consiste el masaje Ayurvédico?
Masajes

Beneficios del masaje terapéutico en Fisioterapia

Los masajes terapéuticos tienen beneficios en el cuerpo y en el estado de ánimo, es la mejor solución para el estrés del día a día. Aunque parece una práctica sencilla, se debe practicar por profesionales para evitar lesiones en los músculos. Por esto, la mejor opción es acudir a sitios como fisioterapia Pozuelo.

Conoce más sobre los diferentes tipos de masajes que existen y todos sus beneficios.

¿Qué es un masaje terapéutico?

El masaje hace alusión a diferentes filosofías o técnicas de curación. De forma general, se trata de la manipulación de los tejidos, la piel y los músculos del cuerpo, normalmente con las manos. Aunque también se pueden utilizar implementos mecánicos para generar diferentes sensaciones.

Tú mismo puedes darte un masaje con las manos o herramientas, o buscar a personal certificado como fisioterapeutas para que no se lastime ningún músculo o articulación.

El masaje terapéutico tiene diversas utilidades relacionadas a disminuir los síntomas de artritis, a reducir la ansiedad, disminuir el dolor, mejorar el movimiento de las articulaciones y a conciliar el sueño. A lograr estos objetivos pueden ayudarte centros como fisioterapia en Aravaca .

Tipos de masajes terapéuticos

Hay tantos tipos de masajes como los hay de culturas, varían en el propósito, en los elementos utilizados, en la técnica y demás. Algunos de estos son:

  • Masaje sueco

El masaje sueco es el más común y por lo tanto el más conocido. Este consiste en golpes fluidos y extensos en los tejidos y músculos, con el objetivo de disminuir la rigidez y el dolor en los músculos y articulaciones. De esta manera, se controla la ansiedad y la circulación.

Este masaje se fundamenta en cinco movimientos básicos: el petrissage, que es el amasado muscular; effleurage, la frotación o deslizamiento de las manos sobre la piel; fricción profunda, moverse a lo largo de fibras musculares; tapotement, el golpeteo rítmico con los dedos o nudillos, y la sacudida del cuerpo o vibración.

Los factores como la presión se ajustan a la sensibilidad de la persona, y para eliminar la fricción se utiliza la loción o aceite.

  • Masaje del tejido profundo

El masaje del tejido profundo se trata de la manipulación de las capas inferior y superior de los tejidos y músculos, por medio de una presión concentrada e intensa por parte del masajista. Este tipo se utiliza cuando se necesita reducir el dolor o tensión del tejido conectivo y músculos. Las personas con artritis podrían experimentar algo de dolor.

  • Masaje de los puntos gatillo

En este masaje se utiliza la vibración o presión en puntos gatillos miofasciales para disminuir el dolor en ciertas áreas del cuerpo. Si el masaje requiere inyecciones, solo se debe realizar en consultorios clínicos cualificados o en fisioterapia.

Pero, ¿cuáles son los puntos gatillo? Estos son los sitios en los músculos en donde se forman nudos con frecuencia. La presión localizada logra reducir el dolor y relajar los nudos. Se ha comprobado que, con la aplicación de inyecciones de agentes anestésicos, la terapia es eficaz en el control del dolor muscular esquelético. Pero no todas las técnicas requieres de agujas.  

Beneficios del masaje terapéutico

El masaje terapéutico tiene varios efectos de forma general en el cuerpo. El efecto reflejo solo requiere de un masaje superficial para activarse, y produce efectos en el sistema nervioso debido a que las terminaciones nerviosas emiten estímulos.

El efecto mecánico se activa ante cualquier presión sobre los tejidos y genera respuestas fisiológica circulatorias, como el drenaje venoso o llenado arterial; otras son metabólicas al segregar sustancias; musculares, por movimientos de relajación o contracción; y nerviosas, involucrando la dirección del estímulo.

Por último, se encuentra el efecto tardío que se activa después de aplicar presiones y estímulos más agresivos. La respuesta tardía es una combinación de efectos en diferentes sistemas.

Los siguientes son todos los beneficios según el área del cuerpo:

  • La piel: ayuda a eliminar las células descamativas, aumenta la temperatura, estimula la reabsorción de fluidos, exfolia la piel y activa glándulas sebáceas y sudoríparas.
  • La circulación: aumenta los niveles de oxígeno en la sangre, facilita el retorno venoso, libera acetilcolina e histamina para que la persona se sienta más relajada y sin dolor, y facilita la circulación.
  • Los músculos: facilita la eliminación de sustancias de desecho, mejora la irrigación y la oxigenación impulsando un buen trofismo muscular y elimina catabolitos.
  • Sistema nervioso: excita las terminaciones ganglionares, y elimina o disminuye en gran medida el dolor.
  • Psicológicos: es útil para contrarrestar la depresión y demás estados de ánimo negativos, disminuye la ansiedad, estimula la liberación de endorfinas para tener una sensación de bienestar y combatir el dolor. Muchas personas que sufren de estrés, sienten que los masajes impulsan a adoptar hábitos saludables como el ejercicio constante, y evitar el cansancio.

También puede gustarte...