depliacion con cera íntima
Cosmética

Depilación con cera íntima: 6 cuidados cuando se hace en casa

Sabemos que los procedimientos estéticos deben ser realizados por profesionales cualificados, sin embargo, con la realidad del aislamiento social, muchas mujeres han sentido la necesidad de realizar ciertos procedimientos – comunes en los salones de belleza – en sus propios hogares. Las más comunes son la eliminación de uñas, pelo y vello íntimo

Pero para realizar cada una de ellas es necesario prestar atención y seguir paso a paso lo indicado para no dañar el propio cuerpo y tener resultados indeseados, sobre todo cuando hablamos de la región íntima, que es bastante delicada y es más susceptible a los pelos encarnados, las manchas y la irritación.

Para ayudarle a prepararse mejor para la depilación íntima en casa, hemos reunido a continuación seis cuidados indispensables.

1 – Considere su tipo de piel

En la actualidad, las opciones de productos depilatorios son diversas. Sin embargo, un punto de atención antes de elegirlos es pensar en tu tipo de piel. Los más sensibles, por ejemplo, pueden mostrar reacciones a las cremas y cuchillas. Por lo tanto, si es posible, hable con su dermatólogo antes del procedimiento y busque productos para su tipo de piel específico, dando preferencia a los que tienen activos calmantes, como la manzanilla, y siga el paso a paso indicado por el fabricante.

2 – Elija el método de depilación

La cera caliente o fría, la maquinilla de afeitar, las cremas depilatorias y la depiladora eléctrica son algunos de los principales métodos de depilación. Pero además de considerar su tipo de piel como se mencionó anteriormente, otro punto a tener en cuenta antes de elegir cualquiera de ellos es saber que todas las opciones tienen pros y contras.

La cuchilla y las cremas, por ejemplo, hacen una depilación más superficial, por lo que el crecimiento del vello se produce rápidamente. Por otro lado, las posibilidades de que los pelos se atasquen con estos métodos son menores, porque la extracción no es profunda.

Teniendo en cuenta que la depilación se hará en casa, es preferible, entonces, elegir el método que ya está acostumbrado a seguir en los salones de belleza y saber que la piel tiene una buena adaptación.

3 – Hacer una prueba con el producto

Antes de usar el producto, haz una prueba. Aplique un poco de cera, por ejemplo, en un pequeño punto de la piel limpia para observar posibles reacciones alérgicas. La picazón, el enrojecimiento, el ardor, las ampollas u otros cambios en la piel sirven como advertencia. Así que si tu piel adquiere estas u otras características, no uses el producto.

Se debe seguir la misma medida si ya se está acostumbrado a un determinado producto y éste reacciona después de su uso. Por último, si su piel ya tiene moretones o es sensible, no proceda a la depilación.

4 – Mantener la higiene íntima

Incluso después de elegir el producto o el método que seguirá, hay otros pasos antes de la depilación propiamente dicha. Uno de los más importantes es mantener la zona higiénica. En este caso, se debe tomar un baño para eliminar los residuos de sudor y las cremas, porque pueden aumentar las posibilidades de infección y obstruir los poros.

Para tener una higiene íntima adecuada, puedes usar un jabón específico como Protex® Intimate. Se ha desarrollado especialmente para dejar la zona íntima fresca y protegida todos los días, incluso durante el período menstrual y el embarazo, ya que está probado ginecológicamente y tiene un pH equilibrado.

Para usar el jabón Protex® Intimate, vierta una pequeña cantidad en la palma de su mano, frótela hasta que forme una espuma y extiéndala sobre el área vaginal externa. Finalmente, enjuague con abundante agua hasta que todo el producto sea removido.

5 – Tenga cuidado al quitar el pelo

Para facilitar la eliminación del vello y reducir las posibilidades de atascarse, exfoliar la piel dos o tres días antes es una gran opción. Ya el día de la depilación, si ha optado por la cera caliente, recuerde que no debe calentarse en exceso, ya que puede causar quemaduras en la piel, pero tampoco es necesario que esté demasiado fría porque pierde la capacidad de eliminación.

Al extender el producto, recuerde usar una espátula desechable y aplicar la cera en la dirección para la que han nacido. Sin embargo, al tirar de él, la dirección debe ser la opuesta. Como el vello de la zona íntima nace en diferentes direcciones, la cera debe aplicarse varias veces. Pero, en caso de que no salgan completamente, use pinzas para eliminar el resto del vello, evitando así una posible reacción de la piel con la cera.

Un consejo valioso es aplicar el producto en pequeñas cantidades, ya que esto facilita la retirada, que, por cierto, debe hacerse con delicadeza y agilidad. En el caso de la cuchilla, la indicación es utilizar un producto desechable y quitar el pelo durante el baño, ya que el agua caliente ayuda a abrir los poros y facilita su eliminación. Además, la hoja debe pasar en la misma dirección en la que nace el cabello.

6 – Cuidar la piel después de la depilación íntima

Además de las consideraciones mencionadas anteriormente, también debe tener cuidado después de la depilación íntima y estos consejos se aplican tanto a la depilación en el hogar como en el salón.

Cuando termines de depilarte, limpia el área con agua y jabón. Después, invierta – preferentemente – en geles con activos calmantes, ya que los hidratantes convencionales contienen más grasa y pueden obstruir los poros. Además, si vas a tomar el sol en el balcón, recuerda pasarte el protector solar, ya que es esencial para evitar las manchas. Por último, evite usar pantalones ajustados y telas ásperas, que pueden causar una reacción no deseada en la zona sensibilizada.

También puede gustarte...