tipos de meditacion
Crecimiento

Desintoxicarse y recuperarse en terapia

La adicción a las drogas es un problema que aumenta cada día más, y afecta a muchas personas alrededor. Por esta razón, es importante contar con un centro de desintoxicación en sevilla de confianza.

Conoce qué son las adicciones y cuáles son sus tratamientos para recuperar el control de la vida propia.

¿Qué son las adicciones?

Una adicción se define como la incapacidad de renunciar a un comportamiento o al consumo de alguna sustancia, aún cuando esto perjudica su salud física o mental. Se trata de perder el control ante el usar, hacer o tomar algo, y llevarlo hasta el extremo en que hace daño.

Debido a que la adicción tiene una base psicológica, biológica y social, no es posible determinar una única causa del trastorno. Hay una gran cantidad de factores que pueden desencadenar la adicción, incluso, estos factores pueden interactuar entre sí, potenciando el desorden adictivo.

Las personas que experimentan adicciones son aquellas con falta de autocontrol, incapaces de dejar su comportamiento adictivo y les hace falta tener una respuesta emocional.

La adicción tiene ciclos, pues en algunas ocasiones el problema está controlado, pero suelen haber recaídas; y con el tiempo, empeora. Por esto, es importante contar con el acompañamiento correcto, pues no se trata de una tarea fácil.

Tipos de adicciones

Todas las adicciones suelen presentar los mismos síntomas, sin importar cual sea el objeto de adicción; sin embargo, sí hay diferentes formas en que se manifiesta. Esto se debe a todas presentan un sistema de recompensa. Podemos encontrar dos tipos de adicciones:

Adicciones de comportamiento:

Cuando no se tiene control sobre un comportamiento se convierte en una dependencia nociva que debe ser tratada. Es posible que la adicción se haya creado con el propósito de encubrir algún problema. Las más comunes son:

  • Adicción a juegos de azar: también conocido como ludopatía, es la adicción de comportamiento más conocida. El motivo principal es el dinero, ya que el deseo de seguir jugando es la ilusión de ganar una recompensa económica.

Y aunque es posible obtener dinero en el juego, es inevitable perder; y si no se controla, las pérdidas perjudican su estabilidad económica y a todos los que dependan de él. Asimismo, genera aislamiento y violencia.

  • Adicción a las nuevas tecnologías: esto incluye el internet, el teléfono móvil y la internet. El uso abusivo de las tecnologías conlleva a un deterioro de las relaciones personales, entre otros problemas.
  • Adicción al sexo: este tipo de adicción es peligrosa debido a la facilidad de acceso que existe, ya que también puede ser en el ámbito virtual, por medio de la pornografía. Así el cerebro genere deseo sexual, no es una condición suficiente para garantizar que es una sexualidad saludable.

Adicciones a sustancias:

Las personas que tienen problemas personales o económicos son los más susceptibles a desarrollar una adicción. Al igual que las adicciones de comportamiento, se utilizan para encubrir algún problema más profundo.

  • Adicción al tabaco: como el tabaco es legal y está permitido para los mayores de edad, son muchas las personas que prueban esta sustancia, y caen en la adicción sin notarlo. La nicotina es la que genera dependencia y es muy difícil eliminar el deseo ante esta.
  • Adicción al alcohol: debido a la facilidad y lo común que es consumir alcohol, esta adicción se suele detectar Pues muchas personas consideran que toman una cantidad alcohol normal, y no son conscientes de que han pasado el límite.
  • Adicción al azúcar: aunque el azúcar no suena tan perjudicial como las drogas o el alcohol, como toda adicción, puede causar muchos riesgos en la salud. Esta se extiende por todo el mundo, ya que muchos productos contienen azúcar para garantizar muchas ventas.

Aunque algunas personas pueden consumir alimentos que no tengan azucares añadidos, para la mayoría, el azúcar es indispensable. Lo consecuencia más conocida sobre sata adicción es la diabetes.

  • Adicción a las drogas: cuando se habla de adicción se asocia rápidamente con las drogas y sustancias prohibidas por la ley. En este grupo se encuentra la marihuana, cocaína, heroína y otros psicofármacos.

Algúnas drogas están autorizadas para utilizarse con fines médicos, pero esto también ha generado adicción.

  • Adicción a diferentes sustancias: hay otras sustancias menos comunes, y así mismo menos peligrosas. Por ejemplo, los esteroides son consumidos por los que hacen deporte o quieren aumentar su masa muscular, y puede llegar a ser perjudicial para la salud.

Otra sustancia es la cafeína, ya que el café es una de las bebidas más consumidas a nivel mundial. En este caso, como tomar café se ha convertido en parte de la rutina diaria, es difícil notar que se ha convertido en una adicción.

Tratamientos para la adicción

Para superar una adicción, ya sea comportamental o de sustancias, es necesario cambiar el estilo de vida. Sin embargo, lo más importante es que la persona sí tenga la voluntad de cambiar y mejorar, ya que es la única forma de lograr buenos resultados.

En la actualidad, se aplican tratamientos que faciliten el cambio personal para que todo el proceso sea más seguro y mejor. Los objetivos de las terapias son: mejorar las complicaciones sociales y físicas que crea la adicción, aprender una nueva forma de vivir en donde no se consuma la droga, y desarrollar estrategias que eviten la recaída.

Los centros de desintoxicación ofrecen los mejores tratamientos, que son el psicológico y el farmacológico. Además, tienen diversos programas que apoyan al paciente y lo acompañan durante todo el proceso, pues son conscientes de que no es una tarea fácil.

Según el tipo de adicción y la gravedad de esta, se utiliza algún tipo de tratamiento. Por esto, es importante conocer cada tipología y sus beneficios:

Tratamiento psicológico

Las terapias psicológicas pueden ser individuales o grupales, con familia o amigos. El objetivo de las sesiones es que, mediante la motivación el paciente se sienta empoderado. Esto sirve para desarrollar habilidades, evitar recaídas y aprender a sobrellevar los problemas sin utilizar sustancias nocivas.

De igual forma, este tratamiento permite que la persona sea consciente de su enfermedad, y de cómo esta le afecta; esto facilita la recuperación. Las intervenciones de la familia son muy importantes en esta etapa, ya que el paciente escucha cómo los demás lo perciben.

Tratamiento farmacológico

Hay diversos tratamientos con fármacos, ya que cada familia de medicamentos tiene un objetivo diferente. Los que más se utilizan son:

  • Fármacos antagonistas: la función de estos fármacos es bloquear todos los efectos de la droga, para que así no se pueda hallar placer en su consumo. Por ejemplo, para contrarrestar los opioides, se recomienda la naltrexona.
  • Fármacos agonistas: Si se utilizan por corto tiempo, se aplica el tratamiento de la desintoxicación; y si se utilizan por mucho más tiempo, son programas de mantenimiento. Este tipo de fármaco busca sustituir la droga.
  • Psicofármacos: la adicción a sustancias se asocia con trastornos psíquicos, y al suprimir esta droga, es posible que la persona necesite de psicofármacos como

Los centros de desintoxicación suelen contar con médicos, psiquiatras, psicólogos, enfermeros, trabajadores sociales, y en algunos casos, un nutricionista y un fisioterapeuta. Gracias a esto, es posible ofrecer un enfoque multidisciplinar, para tener en cuenta todos los factores que inciden.

Además, en estos centros hay más personas en la misma situación, y esto facilita todo el proceso. Ya que sentirse solo podría ser el detonante par volver a la adicción.

También puede gustarte...