vitaminas crece pelo
Yoga

Lo que necesitas saber para cuidar tu cabello

Las planchas para el cabello son una gran ayuda porque en poco tiempo le puedes dar diferentes aspectos y formas a tu cabello. Pero debes asegurarte de tener un producto de calidad para que no maltrates tu pelo. Al comprar planchas GHD tienes garantía de que no te hará daño, por su reconocimiento a nivel mundial.

Consejos para mantener el cabello saludable

Por más que lo desees, un pelo perfecto es difícil de lograr y de mantener, casi siempre hay algo que falla y te termina alejando de este sueño. Ya sea que el cabello se encrespa más de lo que te gustaría, las puntas se quiebran, el pelo está reseco, falta volumen, los tintes maltratan, y muchos más problemas.

Por fortuna, hay una serie de consejos que ayudan a mantener el cabello saludable; estos están relacionados con la alimentación, los productos utilizados y las técnicas aplicadas. Esta es la recopilación de los trucos de los expertos en el cuidado del cabello:

Elige una plancha profesional

Existe la creencia de que los productos de calor, como las planchas y secadores, son malos. Esto no es así, siempre y cuando se le de un buen uso. Una plancha a temperatura de 180°C no le hace daño al cabello, ya que puede tolerar este nivel. Sin embargo, si se aumenta a una temperatura de 240°, lo más probable es que quiebre el pelo.

De manera que, es importante darles un buen uso a los productos de calor porque de no hacerlo, el cabello pagará las consecuencias. Además, los termoprotectores protegen de las altas temperaturas, así que existe menos riesgo.

 

Ahora, lo que sigue es seleccionar la plancha, tiene que ser de calidad. Las planchas GHD o Good Hair Day son reconocidas a nivel mundial porque el material de sus placas no daña el cabello, tiene tecnología de nueva generación y mantiene el calor durante toda la superficie. Las planchas de buna calidad te garantizan que la salud de tu cabello está en buenas manos.

Hidrata, hidrata, hidrata

La cutícula es la parte más externa del pelo, parecen escamas que según qué tan selladas estén, permiten el ingreso de agentes dañinos que generan deshidratación del cabello. La solución es el acondicionador o bálsamo, siempre se aplica de medios apuntas, y cada vez que te laves el pelo.

Este producto es capaz de sellar las cutículas para favorecer la hidratación, pues protege al pelo de los agentes externos. Por esto, después de utilizar acondicionador notas que es más fácil desenredar el cabello.

Hay casos en que la deshidratación es mayor, como cuando se utilizan productos de calor a altas temperaturas sin un termoprotector, después de aplicar tintes, larga exposición al sol y demás. En estas ocasiones se utiliza una mascarilla que actúa como tratamiento, pues su efecto es más fuerte.

No olvides cepillar el cabello

Aunque no parezca tan importante, el aspecto de brillo también lo da el cepillado, y depende de cómo lo hagas, cada cuánto y con qué. Cada noche procura hacer entre 10 a 20 pasadas, convierte esto en un hábito.

Lo recomendado es que, por lo menos, te cepilles el cabello dos veces a día: en la mañana y en la noche. ¿Por qué? El cepillado es como una estimulación para el cuero cabelludo, es un masaje que mejora la circulación, exfolia, aumenta su brillo y favorece el crecimiento. Además, elimina los cabellos que están en proceso de caída, permitiendo que otros nuevos surjan.

Antes de lavar el cabello también se debe cepillar, esto ayuda a que no se formen muchos nudos y que al desenredar no debas maltratarlo tanto.

Cuida la alimentación

La alimentación influye en el aspecto y estado del cabello, la piel, las uñas y muchas más cosas. Por esto, se debe tener en cuenta la importancia de los buenos hábitos alimenticios. Aunque hay algunos compuestos que se necesitan más especialmente, como la biotina. Esta es una vitamina que favorece el crecimiento del pelo.

Para consumir biotina debes comer huevos, nueces, hígado vacuno, pescado azul, arroz integral, guisantes y levadura de cerveza.

Asimismo, se requiere mucha agua para realizar todos los procesos de la belleza capilar. Hay que consumirla todos los días para hidratar el cabello de forma natural y prevenir su debilitamiento.

Protege el cabello de las altas temperaturas

Seguramente, ante la recomendación de proteger al cabello de las altas temperaturas vas a pensar en las planchas o secadores. Sin embargo, esos productos no son lo únicos que podrían generar un calor dañino para el pelo. Incluso, el sol puede ser más nocivo si se tiene en un buen manejo de la plancha o secador.

Cada mañana antes de salir es necesario aplicarse bloqueador solar para disminuir los efectos de los rayos UV. Si te proteges el rostro, ¿por qué no el cabello? El protector capilar solar también debería ser uno de esos productos indispensables en el cuidado personal; especialmente en verano.

Recuerda que el cabello siempre está expuesto de forma directa a los agentes externos, en este caso las altas temperaturas, pero el daño que causa es netamente cosmético, no afecta la salud.

Corta el cabello

La frecuencia de cada corte de cabello depende del tipo de cabello y del corte. Por ejemplo, los cortes bob requieren cortes más frecuentemente para mantener la forma. Pero los cortes más largos pueden espaciar más sus visitas al salón de belleza.

Por lo general, el cabello se debe cortar cada 6 meses, pero esto puede varias según lo que ya se mencionó.

El corte de cabello no solo es necesario para mantener el look, sino que elimina las puntas quebradizas y resecas. En algunos casos, el pelo maltratado tiene orzuela y solo se puede deshacer con el corte.

También puede gustarte...