Plantas

Los 5 mejores tipos de plantas medicinales naturales

Las plantas medicinales se llegaron a convertir en uno de los mejores remedios porque se trata de algo natural, con gran poder curativo y de bajo precio, a diferencia de muchos fármacos. Sin embargo, ¿no te sucede que es un poco complicado conocer todos los tipos de plantas, sus propiedades y contar con una tienda especializada cerca de casa?

La solución más cómoda y efectiva es un herbolario online, ¿por qué? Allí encontrarás las plantas clasificadas en el tipo de beneficio que ofrece, o recetas de remedios para enfermedades específicas, y las compras desde tu casa, a un precio muy cómodo.

Por ejemplo, si estás buscando una planta para fortalecer el sistema inmunológico, el herbolario online te recomienda el llantén, conoces cuáles son los beneficios del llantén y de qué formas se puede consumir.

Las 5 mejores plantas medicinales naturales

Todas las plantas medicinales brindan gran cantidad de beneficios, así se especialicen en un sistema específico del cuerpo. Y la mejor forma de aprovecharlas es combinando sus propiedades; sin embargo, no está de más consultar al médico cuales vas a consumir, pues en periodos de embarazo o lactancia no se debe abusar de ellas.

  • Manzanilla

La manzanilla ofrece beneficios para el sistema digestivo y nervioso. Si tienes una digestión complicada o comiste demasiado, una infusión de manzanilla ayuda a reducir los gases y los dolores menstruales.

También tiene aplicaciones estéticas, ya que se puede aplicar en el cabello para fortalecerlo, eliminar la caspa, y darle un aspecto más brillante. Asimismo, es un buen exfoliante, por lo que elimina las manchas, y deja la piel tersa y suave.

Cuenta con propiedades sedantes, porque al aumentar los niveles de melatonina y serotonina, se reduce el estrés y la ansiedad.

  • Llantén

El llantén es una planta con propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes, desintoxicantes, descongestionantes, antibacterianas y diuréticas.

Los beneficios de la hoja se obtienen por medio del té, y te sirve para controlar y prevenir enfermedades respiratorias. Gracias a que el llantén alivia la toz y por medio de gárgaras puede tratar la amigdalitis, faringitis y laringitis.

Por la propiedad cicatrizante, impulsa la coagulación de la sangre y cura las heridas en menos tiempo.

  • Aloe Vera

El aloe vera tiene gran aporte de minerales y vitaminas, por lo que presenta muchos beneficios cosméticos y en el organismo. Al igual que la manzanilla, se puede utilizar para hidratar el cabello, y que este tenga una textura suave y sedosa; también elimina la caspa y la caída de cabello.

Se utiliza mucho para el cuidado de la piel, ya que actúa como antiséptico natural y sana las quemaduras o heridas, acelerando la cicatrización. De igual forma, hidrata todas las capas de la piel y regenera las células, por lo que el rostro luce más joven.

En el sistema digestivo cumple la función de reducir el estreñimiento. Y en los músculos y articulaciones tiene un efecto antiinflamatorio, por lo que se recomienda para personas que sufren de artritis o reuma.

  • Pasiflora

La pasiflora, también conocida como la flor de la pasión, es una planta medicinal con propiedades hipnóticas, ansiolíticas, relajantes, y sirve como analgésico y antiséptico. Sus funciones principales están relacionadas con el sistema nervioso.

Si sufres de insomnio recurrente, esta planta te ayudará a relajar los músculos hasta el punto de conciliar el sueño. También calma los nervios o el estrés cotidiano, que en algunas personas es la causa del insomnio.

La migraña y la ansiedad también con causados por los nervios, de manera que estas complicaciones también se ven solucionadas por la pasiflora. Es una planta que abarca gran parte del sistema nervioso, incluye casi todo lo que podrías necesitar.

  • Lavanda

La lavanda se utilizó en la Primera Guerra Mundial para inhibir la aparición de bacterias estomacales, y desde entonces se consume para regular el sistema digestivo. También es muy útil para el insomnio y la ansiedad, pero sus principales beneficios son cosméticos.

El aceite de lavanda sirve para calmar la irritación, y para tratar algunos tipos de dermatitis. Impulsa el proceso de sanación de heridas y quemaduras por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Es un antioxidante natural, por lo que la piel se siente mucho más suave e hidratada. Se suele recurrir a esta planta para tratar imperfecciones severas o el acné. Gracias a esto, es el principio activo de muchos productos faciales.

También puede gustarte...