reflexologia podal
Masajes Terapias energéticas

El mapa de la reflexología podal: puntos y Beneficios

La Reflexología Podal se practica desde tiempos antiguos, en países como India, China, Egipto, empleaban diferentes terapias naturales que permitieran mejorar el cuerpo humano de diferentes dolencias.

Decidieron aplicar masajes en diferentes zonas del cuerpo, dándose cuenta que además de curar la zona afectada, hacían lo mismo con los órganos.

Con el paso de los años, esta técnica fue conocida como Reflexología.

¿Qué es la Reflexología Podal?

La reflexología podal se define como un proceso terapéutico que consisten en la estimulación de puntos que se encuentran en los pies, correspondientes a las diferentes partes del cuerpo humano.

Para llevarlo a cabo, será necesario masajear determinadas áreas del pie con cierta presión que corresponden a las regiones del cuerpo que se encuentren enfermas con el fin de curarlas o prevenir afecciones.

Generalmente, estos masajes se realizan sin el empleo de aceites especiales, sin embargo, existen especialistas que acostumbran a utilizarlos para lograr mejores resultados.

Beneficios Reflexología Podal

Reflexología y emociones

  • Produce un efecto relajante que ayuda a eliminar el estrés y facilita la relajación física y mental.
  • Equilibra y restituye los niveles de energía.
  • Estimula la creatividad, eleva el nivel de vitalidad y mejora el humor.

Reflexología Podal y estreñimiento

  • Regula el funcionamiento de los órganos de cuerpo.
  • Ayuda a la eliminación de toxinas.

Combinando con una alimentación adecuada siempre.

Para la ansiedad

  • Elimina el estrés y facilita la relajación física y mental.
  • Tiene efectos de terapia preventiva.

Dolor de cabeza

  • Posee un efecto antiálgico (alivia el dolor)
  • Deficiencias circulatorias

Reflexología Podal para las cervicales

  • Aplicando la reflexología podal en el tratamiento del Síndrome Doloroso Cervical Agudo entonces se disminuirá el dolor y el consumo de medicamentos en estos pacientes.

El mapa de reflexología podal

Para poder practicar esta técnica, es importante conocer todos los puntos que llevan a las diferentes partes del cuerpo, de esta manera podrás saber cómo debes proceder de manera fácil.

Puntos de la Reflexología

Por esta razón, el mapa de la reflexología podal se divide de la siguiente manera:

  • Cuello y cabeza: Esta en todos los dedos de los pies. En este sentido, las principales regiones de la cabeza, suelen encontrarse en el dedo gordo.
  • Columna vertebral: se encuentra en el pie a lo largo del borde del puente. Masajeando esta región podrán mejorarse las vértebras cervicales, dorsales, lumbares sacras además de las coccígeas.
  • Aparato Urinario: se masajean las regiones cercanas al medio de la planta del pie (riñones), diagonal a la parte final del puente del pie (uréter) o también en el borde interior del mismo, justo al final del puente (vejiga).
  • Sistema linfático: en el momento que existan problemas de circulación, será preciso revisar distintos lugares del pie.
  • Corazón: se masajea el pie izquierdo, justo debajo del tercer y cuarto dedo. También es posible verificar el punto de la circulación en la parte superior del mismo pie, en el lugar donde se apoyan los 4 dedos, ya que el dedo gordo corresponde a los reflejos del corazón.
  • Sistema endocrino: las glándulas endocrinas se encuentran en la parte de arriba del pie, en el dedo gordo existe un punto, así como también en el arco y en su parte inferior. Es posible encontrar otro muy dentro de la planta; permite tratar partes del cuerpo como:
    • Tiroides
    • Glándulas suprarrenales
    • Epífisis
    • Hipófisis.
  • Aparatos genitales: Los puntos pueden encontrarse en la parte interior del talón al igual que al frente del pie, justo debajo del tercer o cuarto dedo.
  • Sentidos: Se pueden mejorarse gracias a la reflexología podal. Es importante tener en cuenta que, para lograr un avance satisfactorio, será necesario realizar masajes de larga duración.
  • Articulaciones: Se puede masajear las zonas cercanas a los dedos de los pies por un tiempo prolongado. Teniendo en cuenta que los problemas de las articulaciones también pueden deberse a otras enfermedades.

Reflexología de manos

reflexologia de manos

Además de la reflexología podal, también es posible emplear reflexología en las manos, donde existen puntos nerviosos como en los pies para tratar diferentes afecciones del cuerpo.

Cada una de ellas cuentan con distintos mapas que ayudarán a curar gran cantidad de dolencias.

Es importante conocer el mapa de las zonas localizadas tanto del pie, manos, oídos o cabeza, de esta manera, será posible liberar toda la energía que se encuentra bloqueada, la cual produce ciertas dolencias que terminan por afectar la salud.

Reflexología Facial

reflexologia facial

El rostro humano posee más de mil doscientas terminaciones nerviosas que están relacionadas con el sistema nervioso central.

Estas zonas mantienen una estrecha comunicación con los órganos internos y glándulas, así como con el sistema circulatorio y el sistema linfático.

Se conectan, además, con los canales energéticos conocidos como meridianos (nadis) por la medicina china. Se lleva a cabo mediante la presión manual de diversos puntos en distintas zonas de la cara y cráneo.

La presión tiene la función de estimular y producir la liberación de neurotransmisores y endorfinas y actúan en funcionamiento orgánico endocrino, circulatorio y linfático equilibrándolo y estabilizándolo.

La sesión consiste en un análisis facial. Según la afección se decide el tratamiento. Esta dura aproximadamente una hora, y suele prolongarse unos 2 o 3 meses, según el caso. Por lo general se imparten una vez a la semana.

También puede gustarte...