tratamiento de la celulitis con ventosas
Masajes

¿Qué es el masaje con ventosas? ¿sirve para la celulitis?

También conocido con el nombre de ventosaterapia, es una técnica milenaria empleada por la medicina tradicional china al igual que por las culturas griegas, árabes, egipcias y también en el continente europeo. Cabe destacar que, durante la edad media, esta técnica tuvo un gran auge.

De igual forma, al masaje con ventosas se le puede llamar en inglés cupping therapy, este consiste en colocar varias ventosas calientes, las cuales se van a adherir al cuerpo, de esta manera se logra una especie de vacío por la acción del fuego o de la forma mecánica que tienen las ventosas neumáticas.

 

Aplicación de la ventosaterapia

Para colocarlas, lo primero que se debe hacer es aplicar un poco de aceite o crema hidratante en la piel con el propósito de facilitar el desplazamiento que estas tendrán. Su tiempo de aplicación puede durar de 5 a 15 minutos 1 vez por semana hasta completar un total de 8 sesiones, que se traducirán en ocho semanas de tratamiento.

Se pueden colocar desde 1, 2 o varias ventosas, dependiendo de la extensión de la zona a tratar. Esta terapéutica se encuentra indicada para las siguientes situaciones:

  • Trastornos de la circulación sanguínea y linfática. Esto ayudará con la eliminación de toxinas.
  • En caso de contracturas musculares.
  • Cuando se desee disminuir la inflamación.
  • En enfermedades respiratorias.
  • Celulitis y retención de líquidos.
  • Aliviar el estrés además de la ansiedad.
  • Para ayudar a la pérdida de peso estimulando el metabolismo.
  • Eliminar la grasa localizada.
  • Tratar los glúteos caídos o la flacidez en las distintas partes del cuerpo donde sea estrictamente necesario.

 

Ventosas chinas

Las ventosas no son exclusivas de la medicina tradicional china, sin embargo, son los chinos quienes las han empleado por miles de años. Según ellos, existe la creencia de que algunos problemas de salud son producto de un estancamiento de la sangre y deficiencia del flujo de energía por el cuerpo. También aseguran que el empleo de esta técnica es capaz de prevenir o solucionar ciertos problemas de salud.

Entre los tipos de ventosas que es preciso utilizar, se encuentran los siguientes:

  • Bambú
  • Arcilla
  • Vidrio
  • Cerámica
  • Bronce
  • Plástico

Actualmente, las de vidrio y plástico son las más utilizadas. Esta técnica se vale de la succión que produce la ventosa, como consecuencia de ella, aumenta la irrigación sanguínea en la zona donde se realiza. Es así como se logra estimular la circulación sanguínea, linfática y el metabolismo celular indispensable en el aporte de nutrientes, así como también de oxígeno al organismo. También se caracteriza por estimular el sistema inmune al aumentar el aporte de leucocitos para el organismo, del mismo modo, contribuye con la eliminación de toxinas.

El principal uso que tienen en la medicina tradicional china es el de restituir el flujo de energía y de sangre, en especial cuando ambos están estancados u obstruidos. Por medio de esta técnica es posible eliminar los excesos. Por si fuera poco, es un gran recurso ante la presencia de un dolor como consecuencia de factores externos, como es el caso del frio, viento o humedad.

Cabe destacar que esta técnica puede emplearse de forma estática en puntos específicos o dinámica en el recorrido de los meridianos.

Ten en cuenta que su colocación deja marcas circulares en la piel, a las que también se le conocen como hematomas, estos indican que la enfermedad o el estancamiento de la energía se ha pasado de las capas más profundas a las más superficiales del cuerpo. Con frecuencia, estos hematomas afean la zona de la piel donde se encuentran; a pesar de no causar daños en el organismo, pueden durar varios días o semanas en desaparecer.

 

¿Funciona el tratamiento con ventosas para la celulitis?

Con mucha frecuencia, la celulitis representa un serio problema estético para las mujeres, por esta razón, quienes la padecen recurren a diferentes tratamientos que las ayuden a eliminarla de su cuerpo.

Se trata de una condición genética que se caracteriza por la retención de líquidos, problemas con el drenaje linfático y la debilidad de las venas, ocasionando así una mala circulación sanguínea. Los trastornos hormonales, una dieta inadecuada e incluso la falta de la práctica diaria de ejercicio aumentan la formación de células grasas que se encuentran debajo de la piel, estas empujan el tejido conectivo hacia arriba, dándole la apariencia de “piel naranja”, un signo característico de la celulitis.

 

Masaje con ventosas y celulitis

Las ventosas actúan en el tratamiento de esta alteración, estimulando la circulación y favoreciendo la desintoxicación del organismo. En el momento que se coloca la ventosa para el tratamiento de la celulitis, se crea una succión, la presión inversa que se produce contribuye a eliminar la celulitis.

Esto se logra disminuyendo la inflamación, liberando la grasa y las toxinas, que son llevadas hasta el sistema linfático para ser eliminadas por esta vía.

La desintoxicación del cuerpo y el fortalecimiento del sistema inmunológico es el principal beneficio que se obtiene con la aplicación de esta técnica. Además, ayuda a rellenar la piel, haciendo que esta obtenga un aspecto más juvenil.

Las mejoras en la piel son visibles, sin embargo, su efecto se logra después de varias semanas de aplicarse las ventosas. La constancia es la principal herramienta para obtener mejoría de la celulitis, es decir, no ocurrirá de manera inmediata.

No dudes en aplicarte esta técnica en caso de tener celulitis o para el tratamiento de otras dolencias. Para ello, deberás acudir con un especialista en este tipo de terapias. Luego del tratamiento, te sorprenderás de los resultados que se van a lograr.

También puede gustarte...