namaste o namaskar
Yoga Crecimiento

¿Cual es el significado espiritual de Namasté?

Namasté se traduce directamente como “lo divino en mí se inclina ante lo divino en ti”. Lo escuchamos al salir de la clase de yoga. Incluso podemos escucharlo después de un encuentro o una reunión con un amigo. ¿Pero qué queremos decir cuando decimos “namasté”? Quizás no sea lo que te imaginas.

 

¿Qué significa “namaste”?

De hecho, namasté no es sólo una palabra relacionada con el yoga, según afirma la Fundación de Recursos para la Ciencia Espiritual. La palabra puede dividirse en tres secciones: Nama, que significa “arco”. Este gesto se muestra cuando uno se inclina hacia adelante con ambas manos juntas. Mantener ambas manos juntas cerca del chakra del corazón, indica la posición de oración. Moviendo las manos hacia el centro, de cara al maestro (o yogui) se reconoce y agradece al maestro por la práctica.

 

El significado espiritual de namasté

Cuando una persona saluda a otra con el sentimiento de  “estar prestando obediencia al alma del otro”, entonces se crea un anillo de emoción espiritual dentro de él. El namasté sirve para crear vibraciones positivas para quién recibe el saludo. La palabra Namasté crea un bucle de felicidad para pasar energía positiva a quien recibe la recibe. Se dice que los centros del corazón y los chakras se conectan durante la pronunciación de la palabra en un acto divino.

“Cuando tu mente está completamente retirada en la superconciencia, se centra en la dicha de la columna vertebral”, dice Paramahansa Yogananda, autor de la Autobiografía de un Yogui. “Entonces estás en tu cuerpo ideacional, o causal. Ese es el nivel del alma.”. De manera qué, este es el amplio y complejo significado espiritual de namasté.

 

Namasté contra namaskar

Namah se traduce como “saludo”, y te se traduce como “a ti”. Ponlo junto, y namaste se traduce como “saludo a ti”. También puede que hayas oído a la gente decir namaskar en las clases de yoga y en la vida. Para namaskar, kaara se traduce como “hacer”. Esto se traduce como “hago mis saludos”.

Hay muchas teorías sobre qué palabra es apropiada y cuándo deben usarse cada una. Una de las más comprendidas es la del namaskar, que se usa cuando se saluda a varias personas mientras que la del namasté se asocia más estrechamente con el saludo a un individuo para un saludo divino personal.

 

Namasté en el yoga

Namasté es el saludo más común en el yoga. Es un gesto que sirve para enviar un mensaje de espiritualidad pacífica al universo con la esperanza de recibir un mensaje positivo de vuelta. La mayoría de personas dicen namasté como un medio para agradecer al maestro su labor o como una expresión de alivio al final de la clase.

En las culturas modernas, sin embargo, el namasté ha sido transportado a un nuevo nivel de significado. Va más allá de un canto espiritual y un saludo divino. Algunos yoguis en la India no pronuncian la palabra namaste. Sin embargo, en las culturas occidentales, es muy bien recibido como un saludo de cariño.

“En esencia, namaste es reconocer que todos somos iguales”, dice la yogui de Miami Sara Quiriconi. “Durante la clase, estamos trabajando duro para averiguar nuestros propios tics, tendencias y trabajo interno, pero al final de la clase y antes de continuar con nuestro día frente al resto del mundo haciendo el ‘trabajo externo’, el namaste es como un pase de bastón para llevarte lo que has aprendido en la alfombra para compartirlo”.

 

Cómo hacer el saludo del namasté

En la India, es apropiado usar el gesto del namaste cuando se saluda a los amigos. Junta ambas manos y céntralas delante del pecho. Haz un pequeño movimiento para inclinarte mientras prounincias la palabara namasté. Los ojos deben estar cerrados, y no se debe colocar ningún objeto en las manos mientras se hace el gesto.

Tres cosas a recordar la próxima vez que digas namasté:

  • Es importante crear un anillo de conexión espiritual mientras se dice. La energía positiva exudada crea el campo áurico de poder espiritual positivo. Sólo diga namas cuando se entienda de manera positiva.
  • Segundo, la falta de contacto físico es lo que crea un aura más positiva. Si se hace el contacto, las posibilidades de pasar la negatividad aumentan. Cuando existe una falta de contacto físico, la posibilidad de negatividad se minimiza.
  • Por último, pero no menos importante, recuerda colocar las yemas de los dedos suavemente juntas y simplemente roza el patrón de la piel, la forma y la textura de la yema del dedo.

Namasté es un agradecimiento al mundo creado y a nuestro alrededor. El “lo divino en mí honra lo divino en ti” se refiere a la transferencia espiritual de la palabra. Honra al individuo que es agraciado por tu presencia.

También puede gustarte...