Crecimiento

Terapia ocupacional para gente mayor

La gente mayor presenta dificultad al realizar algunas actividades de la vida diaria porque se ven limitados por enfermedades propias de la vejez o alguna condición. Es por esto, que muchos solicitan el servicio de cuidado de personas mayores, en donde los terapeutas se encargan de ayudarles a mejorar la calidad de vida.

¿Qué es la terapia ocupacional para adultos mayores?

La terapia ocupacional combina los ejercicios físicos, mentales y psicológicos para que las personas sean capaces de realizar las actividades cotidianas. Es decir, tareas básicas como comer, vestirse, conducir, hasta caminar.

El proceso general de la terapia ocupacional es observar para detectar las falencias, facilitar la realización de las actividades, capacitar para que pueda efectuarla sin mucha ayuda, y rehabilitar. De esta forma, la vida de la persona es más funcional.

¿Para qué sirve la terapia ocupacional?

El objetivo de la terapia ocupacional es mejorar la calidad de vida, sin importar la edad. Pero en el adulto mayor, es más común encontrar ciertas limitaciones por la edad y enfermedades características de la vejez.

De manera que, la terapia para gente mayor sirve para: prevenir lesiones físicas ocasionadas por ejercicios musculares o articulares, siendo la salud la prioridad; aprender el funcionamiento de prótesis, sillas de ruedas, audífonos o andadores; y prepararse para la jubilación o ralentizar el envejecimiento.

Los servicios que puedan necesitar las personas varían de acuerdo a sus condiciones; asimismo, no se aplican las mismas técnicas en todos los adultos, se requiere de una evaluación inicial para determinar el tratamiento.

Beneficios

  • Mejora de habilidades cognitivas y memoria

Muchas personas mayores tienden a olvidar las cosas, y algunos sufren de demencia. La terapia ocupacional se encarga de conservar y mejorar las habilidades cognitivas y la memoria, sin importar qué tanta memoria haya perdido. Para este caso, se recomienda que el adulto mayor complete crucigramas, y lea libros para iniciar el tratamiento.

  • Tolerar el dolor crónico

El dolor crónico puede deberse a una lesión específica del adulto, o al inevitable envejecimiento de las articulaciones y huesos. Y este puede ser tan insoportable, al punto de impedir realizar las actividades cotidianas.

Los terapeutas aplican diferentes métodos para que el dolor no sea un obstáculo. Algunas técnicas son: reducción de la tensión muscular, actividades de estimulación, control proactivo del dolor, mecánica ergonómica y corporal segura y más.

  • Mejora la vista

Hay pérdidas de visión que tienen reparación, y los terapeutas ocupacionales te pueden ayudar. En las actividades que se realizan, hay algunas que se enfocan en el cerebro y los ojos, para mejorar la visión sin necesidad de someterse a tratamientos quirúrgicos.

Las afecciones más fáciles de tratar por los terapeutas, son los mareos, el equilibrio, visión doble, estrabismo, ojo vago, y lectura. Claro está, todo depende de qué tan avanzada esté la enfermedad.

  • Controla la artritis

La artritis es la inflamación de las articulaciones, y se puede mantener a raya con ciertos cambios relevantes en el lugar de trabajo y el hogar. El terapeuta analiza qué tipo de artritis es y cuál es el procedimiento.

Quienes tienen artritis sienten incomodidad y dolor al mover las articulaciones. De manera que la tarea del terapeuta es enseñarles a usar las manos de forma diferente, y a cambiar las posiciones de reposo por otras más cómodas.

Esto facilita los trabajos pesados y reduce el tiempo de descanso entre actividades.

¿Cómo trabaja el terapeuta ocupacional?

Para iniciar se necesita de una valoración de las capacidades mentales, físicas y sociales de la persona mayor, para tener una mejor idea de qué actividades requieren un apoyo. Ya identificadas las actividades, se inicia el tratamiento individual, en donde el objetivo es mejorar o mantener la autonomía funcional.

En el tratamiento se hace un recorrido de las actividades cotidianas, como ducharse, vestirse, comer, desplazarse, ir al baño, y demás. Luego se entrena la realización de transferencia, que es cómo levantarse o moverse en la cama o una silla. Y se proponen ejercicios para evitar la sobre carga en las articulaciones.

También puede gustarte...